quinta-feira, 16 de agosto de 2007

Esclava mía

Esclava mía, témeme. Ámame.
Esclava mía!
Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo, y en él despunta mi alma como una estrella fría.
Cuando de ti
se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio
latigazo cae sobre mi vida. Eres lo que está dentro de mí y está lejano. Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí,
pero dónde? Lejos, lo que está lejos.
Y lo que
estando lejos bajo mis pies camina.
El eco
de la voz más allá del silencio.
Y lo que
en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

Pablo Neruda

Um comentário:

desi disse...

simplismente fantastico,alias Neruda era fantastico,conseguiu prevalecer apesar do tempo!se tornando eterno para os apreciadores de seus poemas,bjusss doces de desi